Blog Umbilical Artículos para leer y compartir

Cómo-puedo-ayudar-a-mis-hijos-a-sobrellevar-un-divorcio.jpg

¿Cómo puedo ayudar a mis hijos a sobrellevar un divorcio?

 Si tú crees que el divorcio es una separación difícil para los padres, es mejor que sepas que es peor aún para los hijos.

Si eres de los que dice: “No, todavía es muy chico y no se va a enterar” te recomiendo que leas esto.

Como adulto en un matrimonio tú elegiste a esa persona de la que hoy decides separarte, sabes las razones de la separación, sigues teniendo una familia o amigos que te apoyarán en este proceso pero… ¿y tus hijos? Padres e hijos viven de manera muy distinta la experiencia del divorcio. Para los hijos su entorno familiar, cualquiera que sea, es el núcleo que brindó apoyo y seguridad emocional por el tiempo que lleva de vida y de repente, la familia en la cual ellos nacieron, crecieron y vivieron se muere. Como ser humano requerimos de los cuidados de nuestros progenitores por mucho más tiempo que cualquier otra especie animal, y tus hijos inconscientemente perciben esta dependencia. Todo lo que fue, ahora no será y nada de esto lo decidieron ellos.

¿Cómo ayudar en el divorcio a mis hijos en edad preescolar?

Algunos de los factores que pueden ayudar a generaran reacciones y sentimientos positivos en tus niños durante el divorcio son:

Las explicaciones recibidas: En muchas ocasiones los niños piensan que ellos son la causante del divorcio. Es primordial explicarles que el hecho de que los padres se separen no indica que haya una separación con los hijos. Asegúrales una y otra vez que los quieres, que los amas y los amarás siempre. Repíteselos y sobretodo demuéstraselos tantas veces como sea necesario.

 

Continuidad de la relación con ambos progenitores

La cantidad de acuerdos o desacuerdos entre los padres y su grado de hostilidad entre los mismos tendrá estrecha relación en el cambio psico-educativo de tus hijos. Se debe alcanzar una reorganización familiar viable y como padres deberán comprender que el divorcio rompe con el vínculo conyugal pero sigue existiendo el vínculo parental. Tomen en cuenta que el tiempo y el tipo de relación que los niños mantengan con el padre que viva, independientemente si se trata de la mamá o el papá, generarán un alto impacto emocional en ellos. Menciónales frecuentemente que verán al padre con el que no vive (si verdaderamente será así). Por ningún motivo te sientas culpable, la culpa te vuelve incompetente para cumplir con tus funciones normativas, es mejor escucharlos y permíteles expresar su tristeza y su enojo. Busca formas creativas en las que puedan desahogarse y sobre todo bríndales apoyo y compresión.

Intervención de otros adultos o sistemas

Toma en cuenta la cantidad de cambios que puede haber en su vida e intenta disminuirlos al máximo. En la mayoría de las separaciones se generarán cambios relacionados con la escuela, el tiempo que puede disminuir con personas importantes (además del padre con el que no vive), cambios en las actividades diarias, la llegada de un cuidador/a, etc. En caso de haber concretado nuevos cambios es importante explicarles los arreglos. Ningún adulto (incluyéndote a ti) debe hablar mal del otro padre en presencia de los hijos. Los niños, en general, a esta edad reciben como dirigida hacia su propia persona cualquier apreciación negativa u ofensa que recaiga sobre un progenitor.
Toda esta información no tiene como objetivo ni asustarlos, ni detenerlos de un divorcio, únicamente se trata de una herramienta para empatizar con ellos y entender mejor lo que están sintiendo para poder brindarles atención, tiempo y cariño en esos aspectos tan importantes que influirán en su desarrollo emocional y social.

Es mucho más esfuerzo, es un gasto de energía, es un momento en el que estamos escasos de ganas y cabeza para ello pero ES INDISPENSABLE PARA EL BIENESTAR DE TUS HIJOS.

LAU

Laura Cervantes

¿Quién soy? Difícil de contestar pero algunos aspectos que pueden llegar a definirme son los siguientes: soy mexicana/española, mi lengua nativa es el español, curse la Licenciatura de Psicología en la Universidad de Barcelona y como los niños siempre fueron mi pasión, estudie una segunda Licenciatura de Educación Preescolar. La mayor parte de mi experiencia laboral es en educación especial pero hoy en día soy educadora y fomento valores, educación y cultura además de ejercer como psicoterapeuta infantil. Mi principales hobbies son: viajar, bromear, reír, platicar y compartir tiempo de calidad con mis seres queridos.

Add your comment

Related Posts